miércoles, 4 de abril de 2018

PERIODISTAS SECUESTRADOS Y ENCADENADOS, NOS INDIGNA



La negociación sobre su liberación debe continuar con expertos internacionales. 

Mirar a los compañeros del equipo periodístico del diario El Comercio: Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, encadenados por sus secuestradores, conmovió e indignó al país. Pareciera hubiéramos retrocedido siglos, a la época de la violencia salvaje, cuando se usaba a los humanos como escudo para el chantaje y la venganza. Y nos puso frente a una realidad: no estamos preparados para enfrentar situaciones como esta.
Pero lo que estamos viviendo, no es gratuito, es consecuencia de la entrega del país a las mafias del narcotráfico que no quieren perder la libertad para hacer negocios que tuvieron desde el 2007 cuando el gobierno aflojó el sistema de control del tráfico humano, de armas y de droga por nuestro mar, cielo y tierra.
En ‘arca abierta’, los carteles internacionales hicieron en la ‘década ganada’ por Correa y su círculo, negocios por miles de millones de dólares. Estadísticas oficiales muestran que nunca antes en el país hubo un ‘boom narco’ como en los años correístas.
Nunca se habían detectado volúmenes de confiscación como desde el 2007. Eso, según los expertos, apenas sería un 20% o 30% del total de droga que se movilizaría por nuestro territorio.
Nunca en Ecuador se habían confiscado 5 toneladas de droga, en una sola vez.
Nunca el tráfico de droga había movido tantos dólares en el país. Lea:
La droga mueve mucho dinero en Ecuador, publicado en planv.com.ec y mariana-neira.blogspot.com

Nunca tuvimos carteles y capos de la droga con tanto ‘prestigio’ internacional.
Nunca hubo tantos funcionarios públicos, militantes del partido gobernante y uniformados de alto rango involucrados en narcotráfico. Incluso se asesinaban entre ellos.
Nunca se había visto a la hermana del presidente de la república tomándose fotos con narcotraficantes. Vea la foto en:

¿CÓMO SE DIO EL ‘BOOM NARCO’ EN ECUADOR?
En las notas publicadas por la prensa durante la década correísta, vemos tal sincronía de hechos que parece respondiera a un plan –siniestro, por cierto- para lograr el ‘boom narco’ 2007-2017.
1 Hubo un tan visible, como negado acercamiento de importantes personajes del gobierno y de su partido a las FARC, de Colombia, considerada en el mundo como una narcoguerrilla que, se sospechó, financió la campaña de Correa.
En los archivos encontrados en la computadora de Raúl Reyes, luego del bombardeo a Angostura donde murió, consta un texto supuestamente escrito por Raúl Reyes que dice: “Pedro Marín, Tirofijo, máximo jefe de las FARC, el 12 de octubre de 2006, decidió donar 100.000 dólares recolectados entre los  diferentes bloques de la guerrilla… Amigos del Frente 48 hicieron una recolecta de otros 300 mil dólares para la misma campaña…”
Supuestamente quien recibió los 100 mil para la campaña de Correa, fue el coronel en servicio pasivo, Jorge Brito (quien desmintió el hecho), pero esta nota de prensa no aclara si se concretó la entrega de los restantes 300 mil y a quién.
Detalles en: El dinero perdido de las FARC. Madrid. 2 agosto 2009. https://elpais.com/diario/2009/08/02/internacional/1249164001_850215.html

Un personaje muy visible en este proceso de acercamiento a las FARC fue José Ignacio Chauvin. La historia en:
Chauvin, el ecuatoriano que más cerca estuvo de las FARC. http://www.eluniverso.com/2009/02/15/1/1355/8CEFD6BE4BAB46959C415F7C1CE70227.html
Libro: El juego del camaleón, del periodista Arturo Torres. Eskeletra Editorial. 2009.

Y muy visible fue la relación de altos funcionarios del gobierno y vigilantes de los derechos  humanos, con personajes acusados de narcotráfico. Detalles en:

Chauvin fue implicado, incluso detenido por su relación con los hermanos Ostaiza enjuiciados por narcotráfico y Correa lo defendió:
31 de enero del 2009.El presidente de la República, Rafael Correa, durante su enlace sabatino anuncia que se tomarán medidas drásticas contra los policías que no capturaron a José Chauvin: ‘Se había pedido que detecten el lugar donde estaba, que se lo rodee para que no escape, para que cuando esté la orden de prisión, con la orden de allanamiento, se entraba a la casa y se lo capturaba. Esa fue la orden explícita tanto del Presidente como del Ministro de Gobierno. Pero lo dejaron escapar...”
7 de febrero del 2009. Cuando le capturaron a Chauvín, el presidente Correa cambió de posición, pidió disculpas a su familia por la incursión de la Policía en su casa y por haber reaccionado “preocupado por la imagen del Gobierno… Hasta ahora lo que sabemos de Chauvin es que era amigo de los Ostaiza y que era amigo de Raúl Reyes, que no era delito, como tampoco es delito en este país simpatizar con las FARC’. Anticipa que si las citas con Reyes se dieron en territorio ecuatoriano se considerará ‘traición a la revolución ciudadana y traición a la patria”.
Chauvin, el ecuatoriano que más cerca estuvo de las FARC. 15 de febrero, 2009

2 Desde el 2004, el lanchero manabita Washington Prado, alias ‘Gerald’, llamado el ‘Pablo Escobar ecuatoriano’, formó en Manabí algo así como un ‘Cartel de lancheros ecuatorianos’ para transportar la droga de las FARC y otros grupos narcos a Estados Unidos, en asocio con carteles colombianos y mexicanos. Perfil en:

3 Se había armado la estructura para el gran narcotráfico en Ecuador. Solo faltaba limpiar el obstáculo mayor y Correa lo hizo: no renovó el convenio con Estados Unidos que tuvo que retirar su Puesto de Avanzada de la Base de Manta, el 18 de septiembre 2009. Entonces el ministro de seguridad, Miguel Carvajal (ahora colaborador del gobierno de Moreno), dijo: “La decisión de Quito de no renovar el convenio implica ‘la concreción de una política del gobierno que no quiere ni presencia ni instalaciones de fuerzas militares extranjeras de ningún tipo y bajo ningún concepto en territorio ecuatoriano”.
Y, al contrario de lo que se esperaba, el gobierno nacional no formó una fuerza sustitutiva, más bien, aflojó el control de sus fronteras.
4 Instaló radares chinos que nunca funcionaron. Recién en el 2016 comenzaron a operar otros adquiridos en Europa. Lea:
Ecuador rescinde compra de radares chinos de USD 60 millones. Viernes 10/05/2013
Empresa española dotará de radares a la FAE. El Comercio. 13 de febrero del 2015.

Compró helicópteros indios Dhruv y aviones sudafricanos Cheetah que se caían. Lea:
4 helicópteros Dhruv accidentados desde 2009 en Ecuador. La Hora. Martes 27 de enero 2015. http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.lahora.com.ec

16/Agosto/2011: http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/un-avion-cheetah-de-la-fae-se-accidento-ayer-en-taura-494347.html


Las interdicciones aéreas fallaron, las narcoavionetas eran descubiertas porque se caían. Lea: Desde 2003, la Policía localizó 17 naves involucradas en tráfico de drogas. 06 de marzo de 2018. https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/12/desde-2003-la-policia-localizo-17-naves-involucradas-en-trafico-de-drogas

5 Se redujo el número de efectivos en la frontera y hay comentarios de que se descuidó el entrenamiento de los militares para operaciones antiguerrilleras y antidrogas en selva. Un indicio se vio en Esmeraldas, donde un grupo de marinos cayó en la primera ‘trampa  cazabobos’.
La única ‘inteligencia’ de Correa estaba dedicada a espiar a los contrarios y darse piscinazos en la ex mansión de los ex banqueros Isaías. Lo demuestra la deficiente desinformación sobre el avance del bandidaje en la frontera que sorprendió a militares y civiles.
CORRUPCIÓN NARCO
Sin control, la sociedad civil y el Estado empezaron a corromperse. A la presencia de nuevos carteles nacionales y extranjeros se sumó algo parecido a un ‘Cartel del Estado’ (un símil del ‘Cartel de los soles’, de Venezuela) integrado por funcionarios de altísimo nivel involucrados en narcotráfico. Había subsecretarios, asesores de la presidencia de la república, funcionarios de la cancillería, autoridades regionales, jueces, fiscales, etcétera. Ninguno, por lo menos, investigado por la justicia.
Se sumaron elementos de la fuerza pública: generales, contralmirantes, coroneles y elementos de  rango inferior de la policía y de las fuerzas armadas. Hubo algunos procesados que pronto salieron libres.
Comenzaron a asesinarse entre los funcionarios del Estado involucrados en narcotráfico. Un coronel de la FAE fue asesinado a tiros cuando salía de su casa, a un policía ‘intentaron suicidarle’, un candidato a una dignidad regional fue asesinado, un testigo de la ‘valija diplomática’ fue asesinado, etcétera.
Presento algunos casos en los cuales encontrará varios nombres de funcionarios e instituciones del Estado involucrados en narcotráfico. Y algunos, asesinatos.
‘Huracán Verde’.
‘Narcovalija’. ECUADOR: CANCILLER ADMITE ENVÌO DE DROGA EN VALIJA DIPLOMÀTICA A ITALIA. Publicado el 10 Feb 2012. http://www.chileahora.cl/leer.php?idnota=18106
El crimen de un sentenciado por caso valija, en indagación. 20 de febrero del 2016. http://www.elcomercio.com/actualidad/crimen-sentenciado-valijadiplomatica-indagacion.html
‘Resurgir’. Walker Vera, víctima de una trama de narcotraficantes. 4 de Enero del 2015. Fundación Milhojas.IS

Mataron al abogado manabita Wellington Alcívar Quiñonez que en octubre 2011, denunció públicamente que en el país estaba operando el Cartel de Sinaloa.

El rompecabezas del narcotráfico en Ecuador (2). 24/Junio/2015


EL CHAPO ERA ‘AYUDADO’ POR ECUATORIANOS
La colaboración de ecuatorianos al Cartel de Sinaloa lo confesó su mismo jefe, el Chapo Guzmán, hoy preso en los Estados Unidos. Según la revista Semana, “él ha llegado a asegurar desde la clandestinidad que buena parte de su millonaria ‘mercancía’ sale de Ecuador. Y cuentan en su actividad criminal con ecuatorianos”.
Pero el ministro del Interior, César Navas, hoy paradójicamente dirigiendo el Comité que negocia el rescate de los periodistas, dijo luego del atentado en contra del Comando Policial de San Lorenzo: “No hay presencia de carteles del narcotráfico en el país…”

¿Miopía o afán de menospreciar el problema?
¿PAÍS NARCO?
Por estas evidencias, Ecuador comienza a ser visto como un ‘narcoestado’ donde el negocio de las drogas va ligado a la corrupción, a la violencia, al terror, como en Colombia, en la década de los 80, y ahora en México.
Las primeras evidencias las estamos viendo en el cantón San Lorenzo, donde se ha focalizado el conflicto.
El 28 de enero 2018 explotó el primer coche bomba destrozando un cuartel de policía y 105 casas. Felizmente solo hubo heridos. Recién entonces los organismos de seguridad descubrieron que allí había apenas una cámara de vigilancia, pero colocada en el interior del cuartel.
El 20 de marzo, una bomba mató a cuatro marinos e hirió a dos.
El 26 de marzo se dio el primer secuestro a periodistas ecuatorianos.
Estos hechos han demostrado que ni policías, ni militares, ni periodistas estamos preparados para enfrentar una situación de violencia extrema, como ésta.
LA ‘NEGOCIACIÓN’
Tampoco estamos preparados para negociar con guerrilleros, ni con narcotraficantes, sin embargo, estábamos haciéndolo cuando el 3 de abril, de manera cruel, los secuestradores exhibieron a nuestros compañeros encadenados.
Javier dijo que los tres son cautivos del ‘Frente de disidentes Oliver Sinisterra’ liderado por Walter Patricio Arisala Vernaza, alias ‘Guacho’. Su perfil en:

¿Qué piden los secuestradores? Según Javier: “El ‘intercambio’ con tres de sus compañeros detenidos” el 12 de enero 2018. El Comercio informó ese hecho: ellos portaban armas de fuego, granadas, rollos de mecha lenta y cartuchos.
Además, exigen “la eliminación del plan binacional para fortalecer la seguridad en la frontera, acordado entre Ecuador y Colombia”, el 15 de febrero en Pereira, Colombia.
La primera es una exigencia judicial esperada. Llama la atención la segunda que tiene una connotación política. Les disgusta que el presidente Moreno hubiese decidido atacar a su narconegocio, quieren seguir haciéndolo libremente, como en el gobierno correísta. Lo curioso es que los secuestradores conocen detalles del acuerdo con Colombia, más que nosotros. ¿Tienen informantes al interior del gobierno? Otra interrogante: ¿por qué la exigencia es solo al gobierno de Ecuador y no a Colombia, la otra parte del acuerdo?
De paso, vale decir, nuestro vecino tiene el compromiso moral de participar activamente en el proceso de liberación de Javier, Paúl y Efraín.
¿CAPTAR LIDERAZGO?
Atrás del secuestro al equipo de periodistas ecuatorianos también podría estar la intención del ‘Guacho’ de visibilizarse con acciones violentas para tomar el liderazgo de los grupos narcotraficantes ecuatorianos que operan en la franja colombo ecuatoriana, Esmeraldas-Tumaco, dejado por ‘Gerald’ luego de que Colombia lo detuviera y extraditara a Estados Unidos. Simultáneamente le confiscaron 17,5 millones de dólares encaletados en las casas de su hermana, en Guayaquil y Manta.

No se conoce si hubo relación entre ‘Gerald’ y ‘Guacho’, pero los dos andaban en el mismo oficio: tráfico de drogas. ‘Gerald’ comenzó con sus go fast (lanchas rápidas) en el 2004, el ‘Guacho’, dicen, recién hace dos años, pero se olvidan que estuvo 10 años en la narcoguerrilla FARC.
En octubre 2017, RCN Noticias de Colombia entrevistó a ‘Guacho’ quien admitió haber integrado las FARC. “Tuve un rango de comandante de guerrilla. No somos disidentes, somos guerrilleros activos” y aclaró que no se dedica al narcotráfico. Su “lucha” es “proletaria”.

Pruébelo, libere a Javier, Paúl y Efraín, ‘proletarios’ como todos los periodistas que viven con las justas. ‘Nos faltan tres y los queremos de vuelta’.