Periodismo de Investigación


EL PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN EN ECUADOR
Por Mariana Neira
 
HISTORIA
Me invitaron a un seminario sobre Periodismo de Investigación y, previo a mi intervención conversé con periodistas. A uno de ellos que tenía sus años de experiencia le pregunté:
-¿Desde cuándo se hace Periodismo de Investigación en Ecuador?
Muy convencido me contestó:
-Desde Correa.
La desinformación no es solo sobre el Periodismo de Investigación sino sobre el periodismo en general. Hay gente que cree que después de Eugenio Espejo y Juan Montalvo no hubo ni hay más periodistas.
Para aclarar y actualizar ideas, en la conferencia resumí lo que he visto sobre el Periodismo de Investigación en Ecuador.
Por mi trabajo de periodista investigadora y esa curiosidad que me persigue a sol y sombra, he tenido la oportunidad de revisar archivos de la revista Vistazo, principalmente desde 1957, y observé que en el pasado existieron ‘denuncias periodísticas’, pero tocaban básicamente la problemática social. Describían la vida en los suburbios, en el campo. Contaban historias de asesinatos, robos, crónica roja, en general. Las denuncias de corrupción, específicamente, eran por contrabando. Un tema de corrupción que involucraba al Estado y me impactó fue la compra de armamento chatarra a precio de nuevo, negocio en el cual estaban involucrados altos funcionarios del gobierno que tambaleó tras ese hecho.
El Periodismo de Investigación, como lo vemos ahora, tomó forma a partir de la denuncia ‘Watergate’, en Estados Unidos, años 72-75, que terminó con un hecho político histórico: la renuncia del presidente Richard Nixon. Eso le dio impulso, prestigio, al Periodismo de Investigación que denuncia actos de corrupción en los cuales aparecen involucrados personajes públicos, el poder.
Cinco hombres fueron descubiertos por la policía cometiendo un robo en el cuartel general del Comité Nacional Demócrata en Washington. Los periodistas del Washington Post Carl Bernstein y Bob Woodward comenzaron a reportar sobre el asunto.  Con la ayuda de una fuente conocida como "Garganta Profunda", más tarde identificada como el oficial del FBI, Mark Felt, escribieron una serie de artículos que concluyeron con la revelación del escándalo de Watergate. Aparentemente la intención de esos hombres fue robar documentos con denuncias de supuestos financiamientos sucios de la campaña republicana. Esa denuncia provocó la única renuncia de un presidente de Estados Unidos, Richard Nixon.
La historia fue de impacto a nivel mundial y dio mucho valor al Periodismo de Investigación que se desarrolló con una característica especial: el trabajo en equipo. Le dieron un nombre: ‘Unidad de Investigación’. Funcionaba como una pequeña redacción dentro de las grandes redacciones, con periodistas dedicados exclusivamente a la investigación de hechos políticos, delincuenciales, económicos, sociales, etc.
LOS PIONEROS EN ECUADOR
La prensa ecuatoriana empezó a interesarse por esta tendencia, a crear ‘unidades de investigación’ con periodistas dedicados exclusivamente a investigar temas específicos. Las primeras denuncias se vieron en televisión, en los años 80. Recuerdo las denuncias en contra de Rodrigo Borja, por 1984, cuando era candidato rival a la presidencia de la república de León Febres Cordero. Gloria de Carbo, Cristina Tamayo (fallecida) estuvieron en el equipo investigador.
Después, la revista Vistazo armó una ‘Unidad de Investigación’ dirigida por María Albán, un personaje al que hay que rescatar.
Nació en Guayaquil, en 1939. Se graduó de bachiller en Arlington, Virginia, Estados Unidos. Ejerció el periodismo libremente hasta cuando fue nombrada editora de la revista Vistazo en Quito (1986-1988). Armó su equipo con Juan Pablo Muñoz, Hernán Reyes y Cecilio Moreno. Realizaron grandes investigaciones. María ganó el mayor premio del periodismo ecuatoriano, el ‘Jorge Mantilla Ortega’ (1990). Además escribió libros como ‘Con Dios todo se puede’ (1987) que reveló la incursión de sectas religiosas al país. Y ‘Las financieras, el atraco del siglo’ (1993).
Después de su renuncia siguió ligada a la revista como redactora especial. Fue directora de la Unidad de Investigación de Expreso, redactora especial de El Comercio. Fue editorialista o redactora especial de El Mercurio de Cuenca, colaboradora de la revista Diners, El Universo, Últimas Noticias.
María Albán es la pionera del periodismo investigador de denuncia en la prensa escrita ecuatoriana.
Después, el diario Hoy creó su suplemento especial de investigación llamado ‘Blanco y Negro’, dirigido por Diego Cornejo. Por los años 90 se incorporaron al proceso otros medios de papel y televisivos.
Les presento este archivo de Vistazo para que observen los temas importantes que denunció su redacción de Quito, a finales de la década de los 80. Fueron los temas iniciadores del Periodismo de Investigación en Ecuador.

DENUNCIAS IMPORTANTES VISTAZO QUITO
(Las siglas corresponden a los autores)
1988
Carro para unos pocos       MN                 10 III 88
Los tanques negocio          MN                  7 VII 88
Finansa entre amigos         MN                  1 IX 88
Evasión tributaria              MN                 27 X 88
Asesinato juez Martínez    CM                 10 XI 88
Fertisa quiebra                   MN                 10 XI 88
Despilfarro Ecuatoriana     MN                 24 XI 88
1989­
Jueces de narcos            María                    6-I-89­­
Desvíos en BNF             Mariana              19-I-89­
Arqueología falsa           Elsie                    19-I-89­
Herida abierta/Perú         MN/Gquil           19-I-89­
Tráfico niños                   Rubén                 19-I-89
Liquidación financieras   MN/Gquil            2-II-89­
Licores falsos                   María                   2-II-89­
Medicinas falsificadas      Cecilio               17-II-89­
Prostitución masculina      MN/CM/RD     16-III-89­
Negociado arroz/ENAC    Mariana            16-III-89­
Narco Abrahamson            CM/MN/RD      6-IV-89­
Guerrilla cronol. asaltos     Cecilio               6-IV-89­
Desertor cubano García      María               18-V-89­
Fraude en Jef. Rentas          María                2-VI-89­
Bebés probeta                      Cecilio              6-VII-89­
Banda peruana                     Cecilio              6-VII-89­
Los destajeros                      MN/RV            6-VII-89­
Coop. San Francisco            María              20-VII-89­
Jaula de los leones               MN/RV           20-VII-89­
Secuestro Berrocal               Mariana            8-IX-89­
Apariciones Virgen              MN/Gquil       22-IX-89­
Violaciones                          María               26-X-89­
Narco Porras en Ecuador     Cecilio             26-X-89­
Militares empresarios           MN/Gquil       23-XI-89­
1990
Ministros con más viajes       Cecilio           11-I-90
Locuras del Loco Fredy         Cecilio           11-I-90
Venta de Licencias                 Mariana         22-III-90
Secuestro Scott Heimdal        MN/CM         10-V-90
Contratos lleve en mano         Mariana         24-V-90
Secuestro Berrocal/verdad      Gquil             24-V-90
­Mala Práctica Médica             Cecilio             5-VII-90
Levantamiento Indígena         Mariana         19-VII-90
Desaparición Hnos. Restrepo Cecilio            2-VIII-90
Barril sin Fondo                      MN/FS            4-X-90
Inseguridad Aérea                   Cecilio           18-X-90
Triángulo de la Coca               Mariana           8-XI-90
 
LAS MALAS MAÑAS DEL ESTADO
Hay revelaciones de sucesos nuevos dentro de la sociedad (porque la investigación también sirve para eso) y la mayoría son denuncias sobre irregularidades cometidas por funcionarios públicos. Varias llegaron a la fiscalía como evidencia de que algo irregular estaba cometiéndose al interior del Estado. Contenían pruebas (documentos, grabaciones, etc.) inéditos. En algunos casos, estos indicios sirvieron de base para iniciar procesos judiciales o, a la inversa, los procesos judiciales servían de fuente para contar historias, denuncias.
Así trabaja el Periodismo de Investigación serio, nada inventa, de todo tiene pruebas.
¿EL PERIODISTA INVESTIGADOR ES DIFERENTE?
Una gran controversia que viene dándose desde cuando apareció el Periodismo de Investigación con su trabajo en equipo, es sobre su concepto y el perfil de sus periodistas.
En Colombia, donde los medios impresos, principalmente, formaron grandes unidades de investigación que denunciaron con valor al narcotráfico, lo que provocó que algunos periodistas fueran asesinados, Gabriel García Márquez dijo que: “La investigación no es una especialidad del oficio, sino que todo el periodismo tiene que ser investigativo por definición”.
Es un criterio con el que coincido, desde la noticia pequeñita, hasta el gran reportaje se sustenta en un proceso de investigación pequeño, mediano, grande.
El prestigioso periodista investigador, también colombiano, Gerardo Reyes observó: “…un reportero se dedica a buscar noticias del día o escribe crónicas y análisis de determinados acontecimientos bajo la presión de una hora de cierre.
…el reportero investigador trabaja en asuntos controvertidos, que no necesariamente tienen actualidad noticiosa y que casi siempre alguien no quiere que se ventilen (que se revelen)”.
También hay controversias sobre el perfil del reportero del día al día y del investigador. Pienso que en los requisitos básicos, los dos coinciden, las diferencias están en las habilidades cultivadas por el periodista investigador por fuerza del ejercicio de la investigación diaria, profunda.
El reportero investigador hace un trabajo más profundo sobre un tema específico y eso le permite desarrollar ciertas cualidades.
Todo periodista tiene su olfato profesional muy agudo. Sabe dónde hay una noticia. El periodista investigador sabe dónde hay una investigación, una denuncia por hacer.
Todo periodista tiene una pasión exacerbada por encontrar datos exclusivos y de impacto.
Todo periodista es audaz. El periodista investigador se juega la vida, se mete en temas de alto riesgo, porque la adrenalina es parte de su existencia.
Una particularidad del periodista investigador es su gran capacidad de análisis y capacidad para poner los hechos, las ideas, en contexto. Y tiene una gran capacidad de síntesis para contar la historia en poco espacio. Son dos trabajos difíciles por la cantidad de datos que acumula en el proceso de investigación y por el desafío que tiene de presentar una historia con redacción comprensible para todo público. Son cualidades logradas por su alta capacidad de observación y cultivo intelectual, con la lectura, básicamente.
El periodista investigador adquiere el hábito de acumular todo lo que le parece interesante: documentos, datos estadísticos, videos, audios, fotos con los que arma un gran archivo que le sirve para el tema que está investigando o cree le servirá para temas futuros. Eso prácticamente le convierte en un enciclopedista.
Además, posee un directorio de fuentes de calidad, muchas exclusivas. Ahora que vivimos en un mundo digitalizado, globalizado, hace alianzas, conexiones con fuentes nacionales e internacionales. Usa el internet para obtener datos oficiales de instituciones del Estado y privadas, de medios. Califica con cuidado la calidad de estas fuentes para no caer en noticias falsas.
Está siempre bien informado porque es un gran lector de libros, revistas, periódicos, internet, documentos, y está atento a los noticieros audiovisuales. Eso le da un bagaje cultural amplio y dominio del tema que investiga.
Una ventaja del periodista investigador es que no trabaja bajo la presión del tiempo porque el medio de comunicación está consciente que su obligación no es entregar noticias diarias, sino una historia o una denuncia completa.
El periodista investigador consigue y es poseedor de datos importantes, algunos reservados, por lo tanto, debe tener una ética a prueba de fuego.
La recompensa del periodista investigador, además del sueldo que le da el pan de cada día, es lograr la confianza del público, con cada nota ganar credibilidad.
NECESITA RESPALDO
Pero el mayor secreto para lograr ser un reportero investigador, es contar con el respaldo de una empresa o de organizaciones que apoyan la investigación periodística.
La empresa periodística debe tener dentro de su línea editorial, la investigación como un área de trabajo. Pero hay empresas que rechazan la ‘denunciología’.
Si la empresa decide dar espacio a la investigación, forma una ‘Unidad de Investigación’ que a veces tiene un periodista solitario.
La empresa debe estar predispuesta a un gasto alto en logística, esto es, movilizaciones, así como a asumir el costo del tiempo que el periodista demora en hacer una investigación. Si e le presiona para una entrega rápida, puede cometer errores que, a veces, llevan a juicios.
Siempre hay este riesgo, por eso, la empresa también debe contar con un abogado para la defensa legal. Más aún ahora que la LOC (Ley Orgánica de Comunicación) establece la responsabilidad compartida periodista-empresa.
PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN DIGITAL
El periodista ecuatoriano investigador está trabajando en las empresas tradicionales bajo este esquema, pero hay otros que lo hacen en medios digitales serios, profundos, pero con muchas limitaciones.
No tiene o son pocos los anunciantes. Para sobrevivir y hacer lo que le gusta: periodismo, usa su imaginación. Consigue los apoyos de escasos benefactores que existen en el mundo para el Periodismo de Investigación.
TIEMPO CORREÍSTA
Pese a las dificultades, y gracias a las cualidades y habilidades para sortear las dificultades, los poquísimos periodistas investigadores ecuatorianos han logrado un éxito extraordinario en los tiempos de gobiernos que respetaron la libre expresión y en la década correísta que trató de poner un bozal con leyes restrictivas de las libertades.
En ninguna de las seis décadas investigadas he visto un nivel de corrupción tan alto, masivo, organizado, como en la década correísta. Tampoco he visto tanta represión a los periodistas por denunciar corrupción.
Todos estos casos denunciados por el periodismo ecuatoriano están siendo confirmados desde el 2016 por los Panama Papers y los juicios a Odebrecht en las cortes de Estados Unidos y Brasil.
En el Museo de la Corrupción que tiene la revista digital Plan V constan 64 macro casos. Pero hay muchos más, medianos y pequeños.
PERIODISMO INVESTIGADOR, ALTERNATIVA A LA MANIPULALCIÓN MENTAL DE POLÍTICOS
El diario la nación.com publicó recién que: Después de un año, este podría ser el truco más grande del presidente Donald Trump: su avalancha de generación de noticias agitó el entendimiento del tiempo y la memoria de los norteamericanos, y produjo una especie de sobrecarga sensorial que puede hacer que incluso sucesos sísmicos -naturales o creados por él- desaparezcan de la conciencia colectiva y la mirada pública”.
Este truco sicológico están usando los políticos: sobrecarga informativa para borrar de las mentes de los lectores las malas noticias y denuncias. Correa hacía eso. Con sus múltiples notas en medios digitales o dichas personalmente tapaba una noticia o investigación que no le convenía, pero los periodistas fueron más hábiles que él. Eso lo reconoció con esta frase emblemática que la pronunció días antes de dejar el poder: “…nuestro mayor adversario todos estos años ha sido la prensa (...) Es un enemigo difícil de vencer (...)” (Rafael Correa, Enlace Ciudadano 520. 29-04-2017).
El periodismo investigador es la alternativa a la sobrecarga informativa tramposa de los políticos, porque cuenta la historia completa para que el lector tenga una visión completa y real de un hecho tan devastador de los pueblos como es la corrupción.

2 comentarios:

  1. Buenos días, soy Julián Ordóñez, estudiante de periodismo de la Universidad Espíritu Santo, me gustaría hacerle unas preguntas, ¿Cómo la puedo contactar?

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenos tardes.
    Estoy realizando mi proyecto de investigación y quisiera contactarme contigo.
    ¿Puedes ayudarme con algún contacto?

    ResponderEliminar