domingo, 27 de noviembre de 2011

LOS NEGOCIOS DE LOS ALVARADO

LA FAMILIA
(Actualizado 11 abril 2015)
13 septiembre 2007. Diario El Universo informaba que el Secretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado, tiene a su madre Daisy Espinel, Jueza de la Corte Superior de Justicia de Guayaquil durante catorce años, como nueva embajadora en Costa Rica.
Su hermano Fernando Alvarado Espinel se ha presentado como asesor de María de Lourdes Andrade, delegada de Correa en la Junta Bancaria (JB), en las entrevistas que ella ha dado. Frecuenta Carondelet y asiste a los eventos oficiales. Vinicio Alvarado dice que se trata de una “deferencia” de Correa y que no puede “describir con palabras” lo que significa para él que haya nombrado a su madre como Embajadora en Costa Rica y a su hermano Fernando como su asesor en Comunicación. Pero luego aclara que su hermano no trabaja en el Gobierno todavía. “Solo hay un pedido del Presidente”, afirma. (Actualmente es Secretario Nacional de Comunicación desde el 6 de julio 2009).
Daisy Espinel Álvarez no tiene carrera diplomática, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores destaca –como parte de la hoja de vida que difunde en su página web– que es “madre de seis hijos”.
VINICIO ALVARADO, EL ‘HOMBRE DE HIERRO’
En la revista Vistazo, bajo el título El “Hombre de Hierro” del Gobierno, la periodista María Belén Arroyo, describe a este personaje durante una entrevista:
“Vinicio Alvarado no quiere ser visto como el brazo derecho, ni el izquierdo del Presidente. Es el comunicador estratégico. Vuelve a su cargo de Secretario de la Administración en la coyuntura más delicada, cuando se debate si Correa debe lanzarse como candidato en 2017. Si no hay relevo, no habrá otra opción, advierte.
Hombre de hierro. Es uno de los pocos deportistas que compiten en la triatlón Ironman, que exige completar en seguidilla 3,8 kilómetros a nado; 180 km en bicicleta y 42,2 km de maratónica carrera. Participó en Francia, Alemania y Estados Unidos en estas pruebas de élite, con la bandera ecuatoriana, mejorando su tiempo de 14 a 12 horas.
Ironman. Como el cómic de Marvel, el poderoso personaje que apoya al Gobierno, aunque no pierde de vista su faceta de empresario. Pero él no busca salvar al mundo de amenazas y catástrofes, aunque usa su escudo para protegerse del escrutinio público.

Vinicio Alvarado regresa al centro de poder para apuntalar la estrategia política, administrativa y comunicacional del régimen de la Revolución Ciudadana, al que apoya desde la campaña con la que obtuvo la primera presidencia, a fines de 2006.
“No soy el brazo derecho del Presidente”, dice, en su sencilla oficina en el segundo piso del Palacio de Carondelet, donde recibe a Vistazo. Un estanque con media docena de pececitos anaranjados y blancos resalta junto a su escritorio. (Cada uno tiene un nombre, pero guarda celosamente el secreto). Fue el regalo de su último cumpleaños –a fines de febrero cumplió 52– que le hizo su equipo de trabajo.
Tras casi nueve meses al frente del Ministerio de Turismo, cosecha los primeros resultados de una ruidosa campaña para promocionar a Ecuador como destino turístico. La estrategia, que empezó con el inicio de una comunidad virtual a fines de febrero para crear expectativa, se presentó oficialmente el primer día de abril. La iniciativa, explica, “Le ha apelado a todo. A la genialidad de haber creado el espacio virtual All you need  is (Todo lo que necesitas es), que fue un fenómeno inédito porque en un mes tuvo más de 200 mil seguidores en Twitter”.Edición N° 1119 - Abril 10 / 2014
FERNANDO ALVARADO Y SU MINISTERIO DE LA VERDAD
Julio-Agosto 2012. En la revista internacional Gatopardo, bajo el título ‘Ecuador se fue a la guerra’,  se hace una descripción del trabajo de Fernando Alvarado en la Secretaría Nacional de la Comunicación (SENACOM). Reproducimos una parte de esa nota:
“Al finalizar Enlace Ciudadano, me pidieron esperar a Fernando Alvarado, secretario de Comunicación del Gobierno, en su vehículo oficial. Cuando abrí la puerta de la Toyota Land Cruiser de 2011 y traté de cerrarla, casi me disloco el hombro. "Este carro tiene una tonelada de blindaje y es más seguro que la bóveda de un banco", me dijo el chofer. Pensé que sólo ahora empezaba a entender el poder de Correa.
Al entrar al carro, Alvarado dijo que el equipo de trabajo estaba hambriento y que en vez de volver directamente pararíamos en algún comedero de la carretera.

Alvarado es un hombre de piel tostada y porte atlético y juvenil que ha mantenido gracias a rutinas de ejercicio y a las escapadas a la playa para revivir su pasado surfista. De manera oficial, es el encargado de llevar adelante la política de comunicación del gobierno. Pero según sus contrarios, ésa sería una sutileza definitoria para lo que en realidad es: el brazo ejecutor de la guerra sucia contra los medios y los periodistas. Por eso me sorprendió encontrar a alguien que mostraba un carácter sencillo, afable y expansivo.
Pese a la lluvia, el carro se desplazaba a gran velocidad por una carretera estrecha y sinuosa al borde de un desfiladero desde donde se divisaba la alongada Quito. Mientras los motociclistas del convoy abrían paso entre el tráfico, le pregunté por qué tanta escolta, y dijo que habían extremado las medidas a causa de los eventos del 30 de septiembre de 2010. Aquel día logró llegar a Ecuador TV escondido en una furgoneta y ordenó una cadena de televisión que enlazó a todos los canales del país por más de siete horas ininterrumpidas. "El propósito era que hablaran todos los que querían apoyar la democracia".
Al llegar a la sede de la Secretaría Nacional de Comunicación, en el edificio de Medios Oficiales, Alvarado me dio un breve tour. El piso de la Secom está dividido en compartimientos dedicados a distintas actividades y medios. Aunque era sábado, todos trabajaban como en un día normal, pues debían reponer un feriado. Lo que más me llamó la atención fue el espacio de una pared en la que se alineaban uno tras otros diez televisores ultraplanos con los cuales un equipo de analistas monitoreaba las televisoras públicas y privadas. Unos metros más allá, una sección de análisis político. Todo el lugar tenía un ambiguo ambiente, a medio camino entre la bulliciosa redacción de un periódico y un ministerio público.
La Secom es el cerebro operativo de la plataforma mediática del gobierno, el lugar donde se desarrolla la estrategia para contrarrestar los medios privados que han sido identificados como blancos fijos o de oportunidad contra quienes dirigir la artillería de los medios públicos. Y aquí, la palabra artillería tiene un sentido literal. Desde que en 2008, cuando el gobierno tomara posesión de los dos canales de televisión que eran propiedad del Grupo Isaías, consorcio económico intervenido, los medios públicos no han dejado de expandirse. Hoy cuenta con varias televisoras de alcance nacional, estaciones de radio, periódicos, revistas y una agencia pública de noticias. Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), Correa ha usado esta amplia red no sólo para difundir su obra de gobierno, sino también para atacar, desprestigiar e intimidar a sus críticos.
Al final nos sentamos en su amplia oficina, donde las figuritas del Chavo del Ocho conviven con bustos del Che Guevara y camionetas miniatura (una Hummer y una ranchera) que atesora como nostalgias del surf. Sin rodeos, Alvarado me expuso su versión del enfrentamiento con los medios. "No se podía llevar adelante un proceso de cambios tan profundo, como el que Correa quería, sin la polarización". Según él, hasta la llegada de la Revolución Ciudadana, Ecuador estaba controlado por una oligarquía servida de un pequeño grupo de medios con grandes audiencias. La relación entre ambos, según Alvarado, era "incestuosa". Esos medios negociaban inmensos contratos como los de compañías telefónicas, papeles de la deuda e intereses petroleros. En resumen, para Alvarado, la cuestión es simple: los medios se habrían convertido en agentes políticos que usaban su poder para someter al gobierno. "Los medios, la partidocracia y los banqueros corruptos eran una misma banda", sentenció sin dejar lugar a réplica.
"¿Cómo politizábamos al ciudadano común, haciéndolo participar en un cambio revolucionario en paz? ¿Cómo cambiabas tú esto, si no identificabas a un grupo como los interesados en mantener un statu quo de beneficios y privilegios que caracterizan su forma de vida versus los cambios profundos que teníamos que hacer y que sabíamos que los iba a afectar?". Había que polarizar. Después, me diría que la política es un ring en el que hay que vencer al contrario. "Tienes que derrotarlo en sus aspiraciones, intereses y privilegios. Tienes que ubicar al contrario en la otra esquina. Allí está la polarización".
La polarización fue una ambiciosa estrategia concertada y se mantendrá a largo plazo. Hace cuatro años y medio, el presidente le pidió que le presentara su visión de los medios en el país. Alvarado mostró un mapa mediático con la situación de los medios grandes y pequeños. Su colofón era que la información estaba secuestrada por los grandes medios. "¿Por qué secuestrada?", le pregunté al ver que usaba un lenguaje al menos igual de beligerante que sus contrapartes en los medios privados. "Digamos que estaba en unas pocas manos, para no usar un lenguaje peyorativo".
Sin embargo, la conclusión a la que llegó frente al presidente fue que esos medios no defendían la comunicación per se, sino sus negocios e influencia. Eran, dijo, como "una maleza que había que limpiar". Y continuó: "Le dije al presidente que la maleza siempre está allí, y siempre iba estar, y que en consecuencia sólo tenía dos caminos: darle espacio y negociar con ellos, lo que implicaba dejar la maleza crecer, podándola sólo de vez en cuando […] El otro camino era sacarlos de la cancha". Alvarado recuerda haberle dicho al presidente: "Pero para eso tiene que cortar la maleza y podarla todos los días porque no se va a morir. Luego tiene que sembrar flores y frutos, lo que significa fortalecer los medios regionales para que haya pluralismo. Si no lo hace, la maleza regresará y lo tapará".
Correa respondió que él quería limpiar la maleza y sembrar el prado con flores, a lo que Alvarado replicó: "Usted sabe que siempre va a crecer y, al final, las cosas quedarán igual". Correa dijo: "No creo que las cosas queden igual. Me voy por la jardinería constante. Al final, la sociedad va a discriminar mejor y los medios entenderán que no deben mentir". Sólo atiné a preguntar qué buscaba en el fondo Correa. "La verdad: que no se mienta, que no se injurie, que no se deshonre".
Alvarado me despidió con gran amabilidad y con la promesa de tramitar una entrevista con el presidente. Pero sus analogías me dejaron una impresión de ambigüedad. Era fácil entender el deseo de fomentar el pluralismo en los medios como parte de los altos objetivos de cambio social. Pero ¿no eran los métodos y el lenguaje de la cruzada del gobierno contra periodistas y medios una versión extrema de aquellos mismos problemas que se quería conjurar?, ¿cumplía el gobierno de Correa con lo que exigía a los otros?
http://www.gatopardo.com/ReportajesGP.php?R=151
LA PUBLICIDAD
11 enero 2009. Bajo el título Propaganda, herramienta para imponer una verdad, diario El Universo describía en esta fecha cómo se mueve la publicidad estatal en el gobierno de Correa y la participación que tienen los hermanos Alvarado. Textualmente la nota decía:
Monopolio de la imagen, fusión de los conceptos Gobierno y Estado, búsqueda de adhesión emocional y omnipresencia son  las estrategias de comunicación que utilizan  los regímenes totalitarios,  refieren publicistas y encuestadores que encuentran coincidencias en la  propaganda del gobierno de Rafael Correa.

Desde el retorno a la democracia, el país no había conocido un bombardeo propagandístico de las dimensiones de los últimos meses, el cual, según Infomedia, le costó al Estado $ 17 millones el año pasado, sin contar las cadenas televisivas y los enlaces radiales “voluntarios” que no cuestan, pero que también hacen parte de las piezas propagandísticas que usa el Gobierno para promoverse y buscar la reelección presidencial.

Autor de las cinco campañas

Vinicio Alvarado, secretario de la Administración y el cerebro de toda esta estrategia desde la primera campaña del candidato Correa en el 2006 (van cinco), cree que “la mejor forma de expresión de los ciudadanos ante un Gobierno malo o bueno, seccional, provincial o presidencial, son las elecciones”, y, en ese sentido, usa la publicidad para captar más seguidores.

“Creo que la publicidad es una explosionadora de la demanda como decisión comercial, de mercadeo, y creo que en el ejercicio político ayuda al conocimiento de determinado mensaje o persona”, argumenta.

Cuenta que el martes pasado, durante la reunión que sostuvo Correa con varios empresarios, uno de ellos le comentó: “No pudiste encontrar mejor producto”,  al referirse al Primer Mandatario, pero niega que la propaganda del Gobierno venda la imagen de Rafael Correa. “Aquí se está vendiendo una idea de cambio, una forma de pensar..., en el fondo estamos vendiendo una nueva concepción de la sociedad, el éxito está en sabérselo explicar a la gente”, sostiene.

Sin embargo, José Rafael Vallejo, director creativo de la agencia J.R. Vallejo/Euro RSCG e involucrado en campañas políticas desde hace más de dos décadas, cree que la propaganda del Gobierno “es una construcción que da resultados totalitarios. Es muy difícil que alguien más, en términos políticos, ocupe un lugar relevante en la mente del consumidor. Si te fijas, toda la publicidad del Estado acaba con la misma imagen de marca (‘La revolución ciudadana está en marcha’ o ‘La patria ya es de todos’, o la figura pequeñita de Correa sobre una montaña). Correa es el Estado. Él acapara toda la autoridad”.

Asegura que ningún Gobierno en el país había manejado la propaganda oficial con este nivel de agresividad, porque “no han tenido tanta conciencia del poder de la comunicación. Nunca hubo un secretario de Comunicación que sea publicista”.

Alvarado apeló al nacionalismo

Apodado el Goebbels del Gobierno, en alusión al estratega de la propaganda nazi y a quien, en efecto, una de sus hijas le regaló una biografía de este por Navidad, Alvarado dice que el éxito de su estrategia radica en haber sido capaz de romper con lo obvio y apostarle a un concepto fuera de moda, como la Patria, en contra de la recomendación de expertos internacionales.

“Partimos de esa ruptura con la concepción de que el pueblo también come de conceptos e ilusiones y estamos ayudando a que tenga mayor nivel de reflexión política, se empodere”, asegura este hombre que hizo sus pinitos políticos como publicista y relacionador público de la campaña presidencial de Abdalá Bucaram.

Respecto de la similitud de su eslogan con el del gobierno de Hugo Chávez (“Venezuela ya es de todos”), vigente desde antes de la presidencia de Correa, dice que es una coincidencia, al igual que lo podría ser que algunas de sus tácticas se acerquen a las de Goebbels. Por ejemplo, reunir a diversos adversarios en una sola categoría o individuo (partidocracia). Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan (la crisis es un arrastre de malos gobiernos).

Marketing, publicidad, comunicación

Alvarado también menciona el título de un libro que lo inspiró: De abajo hacia arriba: la táctica dicta la estrategia, de Al Ries, autor de otras obras como Posicionamiento: la batalla por su mente y Cómo utilizar principios militares para desarrollar estrategias de marketing.

Alvarado, quien tiene entre sus títulos los de comunicador social, publicista y especialista en marketing, sostiene que su estrategia publicitaria se divide en tres piezas: 1. Los comerciales de televisión para informar qué hace el Gobierno con la plata del pueblo, en los cuales ‘no aparece Correa’;  2. Los comerciales de contenido emocional, que buscan generar cambios de conducta, en los que sí aparece la imagen del Presidente; y, 3. La información sobre la visión del Gobierno, que incluye las cadenas, los enlaces radiales sabatinos, el periódico El Ciudadano (quincenal, por $ 4.000 cada edición) y la página web.

Refuta la cifra de $ 17 millones publicada por este Diario, basada en datos de Infomedia, y dice que en esta se incluyen instituciones como el Seguro Social y la Asamblea Constituyente, que no hacen parte del Gobierno; sin embargo, en esas propagandas, al final han aparecido eslóganes que siempre son  usados por el Estado como “La Patria ya es todos” o “La Revolución Ciudadana está en marcha (las tres últimas palabras  salieron del Municipio de Guayaquil, con el cual tiene confrontaciones)”.

Enlaces multimedia como forma efectiva de comunicación

Hugo Barber, director de la encuestadora Perfiles de Opinión, considera que precisamente los enlaces radiales y las cadenas televisivas constituyen las piezas “más efectivas” de la propaganda del Gobierno porque generan adhesión emocional y muestran a Correa como un presidente itinerante, pues acude a lugares diferentes cada semana, lo que transmite una sensación de cercanía.

“Es un fenómeno extraño porque la adhesión emocional es muy grande, pero la percepción de mejora no es muy alta según los grupos focales”, explica Barber, quien opina que los enlaces le dan una ventaja a Correa para promocionar a sus candidatos en cada campaña.

Aporte venezolano


Vinicio Alvarado dice que en la TV pública hay un aporte de 5 ó 6 millones de dólares de Venezuela y que está buscando convenios con los embajadores que lo visitan, a quienes les ha pedido ayuda para ver si aportan con el canal, con la radio. “No veo en eso ningún mito, un medio público significa que es de la sociedad...”, sostiene.

Inversión


También explica que la inversión del Gobierno Nacional en las propagandas que salen en los medios escritos es del 4%; el 71% es televisiva y el 23%, radial. Además, que en los medios televisivos el Estado obtiene el 70% de descuento en sus anuncios, porcentaje que cree no se reducirá en época de campaña electoral.


Las agencias
21 de julio 2009. Diario Hoy publicaba: “Roldán Vinicio Alvarado Espinel fue reelegido por los accionistas de la agencia de publicidad Creacional S.A. como su presidente, el 6 de diciembre de 2006. Su nombramiento fue inscrito en el Registro Mercantil el 14 de ese mismo diciembre y un mes después, el 15 de enero de 2007, asumió las funciones de secretario general de la Administración Pública en el Gobierno de Rafael Correa. Según  los registros en la Internet de la Superintendencia de Compañías, Alvarado no ha sido relevado de su cargo.
Desde entonces, 2007, la agencia Creacional ha mejorado ostensiblemente sus estados  financieros. La referencia son sus pagos anuales de Impuesto a la Renta”.
LAS CIFRAS
Años 2003, 2004, la agencia Creacional de Vinicio Alvarado Espinel registró $0 como pago de su Impuesto a la Renta.
En 2005, fue de $13.216.
En 2006, no existe la declaración de Creacional.
En 2007, el pago del Impuesto a la Renta subió a $34.236.
El 2008 se dio un boom: $163.177, lo que representa un crecimiento de 1 000%.
La agencia Percrea, cuyo representante es Carlos Alvarado Espinel, hermano de Vinicio, el entonces Secretario de la Administración, también mejoró su renta en este Gobierno. Durante tres años: 2002, 2003, 2004, generó $0 tributos al Estado.
Pero en 2006 pagó $7.894
En 2008 tributó $43.585.
http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/agencias-de-los-alvarado-suben-como-la-espuma-359232.html (Agencias de los Alvarado suben como 'la espuma', 21 julio 2009)

20 de octubre 2009. La revista Vanguardia denunció cómo la publicidad del gobierno ha sido captada por los hermanos Alvarado, con empresas legales y fantasmas, con socios semiocultos. Es el caso de la empresa de publicidad ‘Uma’. “El Diablo Uma está al reverso de la credencial de Laura Guerrero, la gerente general, y del creativo Orlando Vega. Muchas de esas tarjetas fueron entregadas, desde hace dos años, a los encargados de la comunicación de entidades adscritas al Gobierno. Uma absorbió discretamente la creación de publicidades, cambió de imagen y logos en ministerios e instituciones, hizo impresión de isotipos de miles de hojas, carpetas, tarjetas… También propagandas como Patria, Bandera, Socio Ahorro, pagos de impuestos en el SRI o campañas publicitarias para promocionar, por ejemplo, la Constitución. Un jerarca del régimen todavía recuerda que le pidieron ir a una agencia de publicidad para grabar un spot y cuando llegó lo dirigieron a las oficinas de Uma…
   Dos años exitosos para los negocios. Pero Uma, en el ámbito societario, no existe. No hay registros de esa compañía utilizada por los encargados de la publicidad del Régimen, como Vinicio Alvarado, secretario de la Administración Pública, y Roberto Puga, subsecretario de Imagen y Publicidad. La que factura es Ilednym S.A., una firma guayaquileña cuyo objeto social es “la compra, venta, administración, corretaje, alquiler, permita y agenciamiento de bienes inmuebles”. Es lo que figura en el Registro de Sociedades de la Superintendencia de Compañías, cuyo número de expediente es 126474. Laura Guerrero también es allí la gerente general. Ella es una publicista cercana a Vinicio Alvarado, pues trabajó en Percrea, hasta el 2007, una de las prósperas empresas de los hermanos Alvarado. En efecto, Vinicio Alvarado y Carlos Alvarado figuran como socios accionistas de esa compañía en un documento interno de la Superintendencia del 31 de marzo del 2008 (que tiene Vanguardia); es decir, 15 meses después de que Vinicio Alvarado entrara a la Secretaría General de la Administración”.
En 2007, la empresa Ilednym pagó 7 198,99 dólares por Impuesto a la Renta. “Su crecimiento, al año siguiente, desafió cualquier manual de empresas exitosas, pues pagó 95 501,04 dólares al SRI”.
Ilednym tiene tres direcciones en Guayaquil y una en Quito.
Al marcar los números de Ilednym, la grabación dice: “Usted se ha comunicado con Uma Creativa. Si conoce…”.
“Un caso prueba que Ilednym y Uma son lo mismo. El 27 de septiembre del 2007, Nathalie Cely solicita a José Rosero, secretario Técnico de su ministerio, servicios de diseño e impresión de Portadas. El contrato de prestación de servicios llegó 24 horas después en una hoja con los logos de las dos empresas”.
En su declaración de bienes hecha en la Notaría de Samborondón, el 10 de enero 2007, “Vinicio Alvarado indica que tiene inversiones en tres empresas: Creacional, Edit Target y Adoquinex. Percrea no figura a pesar de que él aparece como socio, como ya fue anotado. En el mismo documento de 7 páginas, él declara un rendimiento en Creacional de 93 240,72 dólares en 2006. Esa empresa, más Adoquinex y Percrea, tienen la misma dirección. Según sus páginas web, están ubicadas en la calle Costanera nro. 611 y Las Monjas, en Urdesa. Ese es uno de los sectores exclusivos de Guayaquil, donde se han construido casas de grandes portones, en medio de anchas vías y parterres con jardines. Esos negocios están a dos calles de la casa de dos pisos de Vinicio Alvarado, en Bálsamos, que fue declarada al Notario de Samborondón, Fidel Insuaste”.
“Si se suman los impuestos, Creacional y Percrea pagaron al SRI 240 058,56 dólares en el 2008: el mejor año en su historia. ¿Cuánto representa esto en monto de negocios? Una cifra totalmente arbitraria, dada por una empresa publicitaria a Vanguardia, dice que 105.000 dólares de pago de impuesto a la renta representa una facturación de unos 24 millones de dólares”. (Vanguardia maneja las mismas cifras de impuestos que tiene diario Hoy porque fueron obtenidas en el SRI. En el 2008 Creacional tributó por $163.177).
“Vinicio Alvarado declaró como suyas a Adoquinex y Edit Target. De las dos, sólo Edit Target resucitó en el SRI, pues en la declaración juramentada ante notario, el Secretario General de la Administración declaró cero rendimiento en las dos. Edit Target, gerenciada por una ex empleada de Creacional, Stefanía Barquet, también ha recibido publicidad del Régimen. Lo prueba la factura 1208 emitida el 10 de de diciembre del 2008 al Ministerio de Coordinación de Desarrollo social por 1275 dólares. En esa factura aún consta el correo de Alex Camacho (acamacho@editarget.com), actual gerente de diario El Telégrafo, quien también trabajó con Vinicio Alvarado hasta junio del 2007.
   Esta empresa, que registró cero dólares de pago al SRI en el 2007, canceló 10 716,45 dólares en el 2008. También en este caso, la dirección que está en la factura difiere de la que tiene la Superintendencia de Compañías. Edit Target funciona en la Circunvalación Sur nro. 219, según sus datos. En el organismo de control está en la misma vía pero en el número 6. Edit Target reserva otra sorpresa. Su sede también es la de Generamedios, creada el 23 de junio del 2008 e igualmente gerenciala por Stefanía Barquet. Esas dos empresas editan tres medios: El Oficial, Cosechando y Mujeres 365. La factura que pagó el ministerio de Coordinación de Desarrollo Social fue por un aviso publicado en Mujeres 365…”
“La publicidad, como la política son, al parecer, asuntos de familia entre los Alvarado. El 17 de junio del 2008 se constituyó en Guayaquil la firma Edecer. El hijo de Fernando Alvarado, secretario de Comunicación de la Presidencia, José Francisco, es el gerente general de esa empresa que tiene como objeto social actividades publicitarias. Su número de expediente en la Superintendencia de Compañías es 131159. Edecer es la cara comercial de Radio Sonido 93.5 FM, un medio que fue gerenciado por Fernando Alvarado desde 1998 hasta el 2007… esa empresa, que se constituyó en Guayaquil pero que funciona en Quevedo, pagó al SRI, en su primer año de funcionamiento, 2 848,12 dólares”.
“El Secretario de Comunicación de la Presidencia, Fernando Alvarado, trabajó también  como consultor en Axis hasta 2007”. Según una denuncia de Jaime Solórzano, ex ejecutivo de Invermun, Axis es una empresa de relaciones públicas pertene­ciente a los primos Vinicio Alvarado Espinel y Luis Monge Espinel, pero en otras ocasiones dice que es de los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado. Esta confusión en el dato sucede  porque, según Vanguardia, “Axis no aparece en los registros de la Superintendencia de Compañías. No obstante, la oficina de Guayaquil, el local 120 del Centro Comercial Albán Borja, es rentada a Luis Monge Espinel, actual Jefe Político de Guayaquil y primo de los Alvarado”.
http://es.scribd.com/doc/54293112/Revista-VANGUARDIA-211-Los-negocios-de-los-Alvarado-octubre-2009 (Los negocios de los Alvarado. Revista Vanguardia. 20 de octubre 2009)

LAS CUENTAS DE LOS ALVARADO

29 de octubre 2009. Ante una denuncia de Jaime Solórzano Ycaza que trabajaba en Invermun, una empresa que operaba juegos de azar electrónicos, e hizo denuncias en contra de Vinicio Alvarado, la Contraloría realizó una ‘acción de control’ a los bienes del secretario de la Administración Pública (a esa fecha), Vinicio Alvarado, y al secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera. Los resultados constan en un informe de esta fecha detallado en la nota ‘Así se cayó Invermun’ publicada en la revista Vanguardia el 6-12 de diciembre 2010.
“En el caso de Fernando Alvarado se realizó una revisión desde el 6 de noviembre del 2007, cuando ingresó a la Presidencia, hasta el 21 de julio del 2009, cuando presentó la declaración de bienes actualizada. Él, según la Contraloría, recibió 95 073, 15 dólares de salarios y viáticos… acreditados en cuentas de dos bancos, una del Banco de Guayaquil y otra del Bolivariano… (además tiene) una en el Banco del Pacífico… En el período auditado recibió depósitos y transferencias por 876.409 dólares. Lo que hace, según la Contraloría, una diferencia de 781.336 dólares, descontando sus remuneraciones… (la diferencia en los ingresos fue porque) se detectaron depósitos de cobros de facturas de la Radio Sonido, pagos de préstamos que él otorgó, depósitos familiares…”
“En el caso de Vinicio Alvarado la Contraloría revisó su patrimonio en el período comprendido entre el 10 de enero del 2007 y el 22 de septiembre del 2009… recibió por remuneraciones y viáticos 144.554 dólares que fueron depositados en la cuenta corriente del Banco de Guayaquil… en las 13 hojas de la verificación preliminar se concluye que ha movido dinero en cuatro cuentas bancarias. No ofrece un total pero los depósitos suman 783.055 dólares.
En su caso, la Contraloría también verificó el origen de los depósitos. Y constan ingresos de la empresa (de publicidad) Creacional, de su esposa por su empleo en esa compañía y de familiares…”
“En los dos casos, los auditores de la Contraloría concluyen que no existen hallazgos importantes que ameriten la ejecución de un plan especial”.
“Otro de los documentos de descargo es un informe de la Secretaría de Transparencia de Gestión, del 10 de marzo del 2010, en la época de José Serrano, ahora Ministro de Justicia. Ese fue un análisis solicitado por Vinicio Alvarado luego de una publicación de diario Hoy, del 21 de julio del 2009, acerca del crecimiento de Creacional y Percrea. La petición fue recibida en la Secretaría el 5 de octubre del 2009.
Sobre Creacional, dice el análisis, registró incremento en un 54% en sus ingresos antes del gobierno actual. Y acerca de Percrea el aumento se presentó en el 2005 en un 142%... La conclusión: el archivo del caso”.
http://es.scribd.com/doc/230314734/informe-invermun#scribd (Así se cayó el caso Invermun. Revista Vanguardia. 6-12 de diciembre 2010)

JUEGOS PELIGROSOS

Diario Expreso publicó el 14 de junio 2009 una serie de artículos que denunciaban que Fabricio Correa, hermano del presidente Rafael, había recibido del Estado contratos por unos 80 millones de dólares (que después subieron a 180 millones) y al interior del gobierno se dio un enfrentamiento que incluyó otras denuncias en contra de altos funcionarios del círculo íntimo del presidente, como los hermanos Alvarado, y también tocaron a su hermana. La revista Vistazo decía entonces en su artículo ‘Relaciones azarosas’: “Hábil jugada de Fabricio Correa: pasa de denunciado a denunciante al apoyar la versión según la cual miembros del equipo de Gobierno recibieron pagos de una casa de juegos de azar ilegal. El efecto carambola llegó a su hermana Pierina, cuya campaña a  la Prefectura habría recibido apoyo de esta firma”.
‘Los juegos peligrosos’ comenzaron a conocerse en octubre 2009, pero los juegos de azar se convirtieron en tema político –publicitario- de moda, desde octubre 2007, cuando el presidente Correa amenazara con “triturar” las máquinas de azar ilegales en el país.  
Se había convertido en un negocio ilegal por una norma legal que propició la corrupción. Una nota de la revista Vistazo explicó: “La normativa nacional reconoce a los casinos, establecimientos que funcionan en hoteles cinco estrellas, que requieren una inversión mínima de cuatro millones de dólares y cumplen con estándares de calidad turística internacional. Además, las casas de juego (bingos mecánicos) y los hipódromos.  
Al no haberse regulado la figura de las casas de máquinas tragamonedas en sitios distintos a los hoteles cinco estrellas, empezó un esquema de corrupción: éstas funciona­ron gracias a amparos consti­tucionales emitidos por jueces de dudosa actuación.
Aquí unas revelaciones que el diario Hoy publicó: "El rey de las tragamonedas" que conquistó el Ecuador”.
Félix Rosenberg Guttman es conocido como "el rey de las tragamonedas" en el Perú. Este empresario peruano de origen judío, quien no gusta de sus juegos de azar, es el más grande operador de casas de juego en ese país y no solo ahí. Ha extendido su negocio a Bolivia, Ecuador y Colombia, pero el sistema que aplica para abrir el paso a la operación de sus tragamonedas es el mismo, sin importar las fronteras.
En Perú, por ejemplo -y al igual que en Ecuador- los recursos de amparo son su arma  efectiva. La revista Caretas, en una edición de septiembre de 2006, revela que 519 locales de tragamonedas funcionan gracias a los amparos concedidos. No solo eso. Según la misma publicación, los negocios de Rosenberg evaden el pago de los impuestos al juego que en ese país rigen desde 1999. "Para evadir las autorizaciones y los impuestos, los operadores han conseguido el blindaje del Poder Judicial. La deuda tributaria alcanza los 261 millones de soles (alrededor de 60 millones de dólares) y el 72% no se puede cobrar por los amparos", dice el reportaje.
Rosenberg se ha defendido y ha dicho que "si no pagamos impuestos, la Sunat (ente que  cobra impuestos) puede cerrarnos. Que no se diga que no pagamos".
En nuestro país, el encargado del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando, también presumió una evasión en el pago del impuesto a la renta y reveló que Invermun no paga el ICE (Impuesto a los consumos especiales), gracias al amparo de un juez en Tosagua. "El fallo estableció que no está sujeto a este impuesto, debido a que no son juegos de azar, sino juegos de destreza. Es un absurdo".
Otra coincidencia resulta en que los amparos presentados por las empresas de Rosenberg,  siempre son en ciudades pequeñas. Una publicación, en Bolivia, califica a Rosenberg como "el rey de los amparos". "Abrir un negocio detragamonedas evadiendo el pago de  impuestos y el control de autoridades no es difícil en el mundo de los salones de juego", dice el diario Crítico de Boliva.
Una última coincidencia: en Perú, el presidente Alan García dijo que "mi gobierno está en contra de convertir a la patria en una suerte de tragamonedas". En Ecuador, Rafael  Correa dijo que mandaría a "triturar" estas máquinas. Pero en ambos países, Rosenberg  sigue jugando sus fichas.
http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/la-suerte-de-invermun-se-agota-374674.html
Continúa la nota de Vistazo: el 15 de noviembre de 2008, en Machala, el fiscal de Misceláneos realizó un opera­tivo sorpresa para clausurar las salas de máquinas y juegos de azar ilegalmente establecidas. Solo en esa ciudad operan seis establecimientos. Sin embargo, la noche del operativo no se presentó el Intendente de Policía, quien se encontraba en una reunión política de Alianza PAIS. Durante el allana­miento, las autoridades incautaron un sobre cerrado con la leyenda: “Para el Intendente” y con 700 dólares en su interior.
El funcionario salió de su cargo tres días después del hallazgo. Hoy es asesor de la Directora provincial del Ministerio de Inclu­sión Social y Económica, MIES, en El Oro, y es activo militante del oficialismo. Ante la prensa local, él negó cualquier vinculación con las casas de juego irregulares”.
A la fecha que el presidente Correa hiciera el anuncio de “triturar las máquinas”, Jaime Solórzano Ycaza trabajaba en Invermun, una empresa que operaba juegos de azar electrónicos en el país. Sus amigos Víctor Lescano y Félix Rosemberg, directivos de esta empresa le dieron trabajo allí, donde durante tres años ocupó sucesivamente los cargos de asistente de Marketing, jefe de seguridad y transporte, coordinador de la sala de juegos Miami en Guayaquil y jefe de Marketing. Salió el 6 de julio 2009, bajo la figura de ‘visto bueno’ (despido), por problemas con los directivos de Invermun. En 1997 estuvo preso por ‘apropiación indebida’ y en este 2009 enfrentaba un juicio por ‘abuso de confianza’.
Según Vistazo, “En Ecuador Invermun es investigada por presunto lavado de activos desde 2008. Tiene 84 salas de juego y más de 5.000 máquinas. Pese a sus ingresos, como Impuesto a la Renta pagó 22.696 dólares en 2007; y 21.601 dólares en 2008, según el Servicio de Rentas Internas, SRI.
Al menos 100 empresas podrían estar relacionadas con esta firma, muchas de ellas, compañías de papel para eludir el pago de impuestos. Entre ellas, Globexpsa, que instalada en la Zona Franca de Manabí ensambla y fabrica máquinas electrónicas, aunque formalmente declara que trabaja en la rama textil.
La proyección de rentabilidad de Inver­mun en el país para los próximos 15 años es 520 millones de dólares, según el correo elec­trónico que Jaime Solórzano habría enviado el 23 de julio (2009) al ministro coordinador de la Política, Ricardo Patiño, al secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, y al hermano del Presidente, Fabricio Correa.
En diálogo con Vistazo, Solórzano explicó que dos semanas después de su despido envió un correo electrónico a Ricardo Patiño (ex compañero del colegio Cristóbal Colón), a Alexis Mera y a Fabricio Correa. En ese mensaje, Solórzano habría adver­tido que Invermun “ilegalmente manipula con autoridades que reciben dinero”. Los dos primeros no contestaron, Fabricio Correa sí y se abrió el camino para la denuncia.

22 de septiembre 2009. Solórzano fue a la Notaría  38 de Guayaquil para hacer una denuncia de soborno de la empresa Invermun a los hermanos Alvarado Espinel (Vinicio, Fernando y Carlos), a su primo, el jefe político de Guayaquil, Luis Humberto Monge Espinel; al también asambleísta Juan Carlos Cassinelli, cuyo estudio jurídico ase­soraba a Invermun, entre otros”.
En una parte de su declaración difundida por diario Hoy, Solórzano dijo: "Yo, en persona, y en la oficina de Víctor Lescano, gerente de Invermun, entregué dinero a Vinicio Alvarado en un sobre manila. Le di $10 mil en billetes. Eso ocurrió una sola vez a él y otra vez al hermano Fernando". http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/sri-abrio-un-expediente-en-contra-de-la-empresa-invermun-462209.html  (Hoy. 4 de marzo 2011.)
Sobre Fernando Alvarado agregó algo que está anotado en Vistazo. “Habría sido el asesor  de crisis de la firma de tragamonedas, en noviembre de 2007, un mes después de que el presidente Correa anunciara triturar a las máquinas de azar ilegales del país. Como prueba, Jaime Solórzano exhibe la copia de un correo electrónico, fechado en octubre de 2007, en el que se pide el pago de la factura a favor de Axis (la empresa de relaciones públicas de los Alvarado) por parte de la empresa Invermun.

12 de octubre 2009. Fabricio Correa dio lectura a esta declaración juramentada de Solórzano, en la Asamblea Nacional donde estaba toda la prensa y fue un escándalo. Los hechos se detallan en la crónica: ‘Un peón de Fabricio Correa sacudió el tablero’, publicada en el diario El Comercio. En  el  tablero  político  y  familiar del Gobierno se juega una partida complicada.    Fabricio Correa utilizó a un peón desconocido  para poner en jaque a funcionarios cercanos a su hermano menor, el  Presidente de la República.          
Jaime Solórzano Ycaza, un personaje hasta entonces anónimo,   que laboró por tres años en la empresa Invermun, fue el encargado de mover las fichas del  juego. Así evidenció  una supuesta red de sobornos a funcionarios públicos y   de financiar a ex candidatos del movimiento de Gobierno. 
Su figura, que evidencia un sobrepeso, se paseó esta semana por los sets de televisión y  fue noticia de primera plana, con documentos supuestamente conseguidos en  la empresa,  para la que  laboró hasta julio pasado.
Citó entre los supuestos beneficiarios a los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado Espinel, secretarios de la Administración Pública y de Comunicación, respectivamente, entre otros.
La presunta entrega de dinero, según Solórzano, tenía como finalidad la protección de las operaciones de las 84 salas de juegos con máquinas tragamonedas que la firma, de origen peruano,  maneja en seis provincias del país. 
Esos negocios no están regulados por el Ministerio de Turismo ni por el de Gobierno. No son considerados un servicio complementario de los hoteles de lujo.
Esa misma denuncia la hizo el12 de octubre  Fabricio Correa en los medios y en la  Comisión de Participación de la Asamblea.  Allí presentó dos declaraciones juramentadas  que Solórzano le entregó sobre la presunta entrega de coimas. Pero Correa no midió que  las acusaciones salpicarían a su hermana Pierina.
http://www.elcomercio.com/noticias/peon-Fabricio-Correa-sacudio-tablero_0_140386061.html  (24 octubre 2009).
En denuncias posteriores Solórzano destapó el apoyo financiero a la campaña de la hermana del Presidente, Pierina Correa, a la Prefectura del Guayas, postulación que no logró en las urnas. En entrevista con Vistazo, Víctor Lescano, gerente general de Invermun, la casa de juegos de azar, ase­guró: “Yo sí reconozco (sobre la contribución a la campaña de Pierina) porque realmente en primer lugar no ha sido un aporte exube­rante… no recuerdo el monto, creo que no llega a 700 u 800 dólares… no recuerdo si fueron camisetas o banners, una cosa así… lo que pasa es que yo antes de que ella esté en la campaña la conocí… personalmente ella y yo fuimos a muchos pueblos en la época de las inundaciones, yo llevé medicinas y a un médico y ella también ayudaba a toda esa gente mediante su Fundación Abriendo Caminos”. Y recalcó que únicamente se refe­ría al aporte a la campaña de la hermana del Presidente, y no a otros funcionarios guber­namentales afines a Alianza PAIS…
Pero Solórzano dijo “que recibió órdenes superiores para concretar dona­ciones de  camisetas, mochilas, tazas, vasos, afiches y abanicos para promocionar candi­daturas del oficialismo. Solórzano nombra, además de Pierina Correa, a Daniel Avecillas, alcalde de Yaguachi; Julio César Quiñónez, intendente del Guayas; y Gastón Gagliardo candidato a asambleísta.
Los aludidos por las denuncias negaron haber recibido favores, y peor aún, haber asumido compromisos para permitir el funcionamiento de estos lugares ilegales. Pero Solórzano mostró a Vistazo un jarro, un vaso, una mochila y varios abanicos con la impresión de Pierina Correa candidata a prefecta...”
28 de octubre 2009. Fabricio Correa, hermano mayor del Presidente de la República, y el ex gerente de Invermun, Jaime Solórzano, asistieron ayer juntos a una comisaría de Policía.
Este último debía rendir una declaración en base a una citación, bajo el cargo de propagación de rumores falsos, en relación a sus denuncias sobre sobornos de la empresa a funcionarios públicos para que permitan la operación de sus negocios de casinos.
César Cabrera, comisario sexto de Policía Nacional, no cumplió con la diligencia por la  ausencia de Víctor Lescano, actual directivo de la empresa y principal cuestionado.
Solórzano se abstuvo de emitir comentarios. Sin embargo, Correa calificó de sospechosa  la acción de la Comisaría por actuar con rapidez para convocar a Solórzano. Dijo que el comisario es cuota de una asistente del gobernador Roberto Cuero. Pidió que se compare la agilidad del funcionario con otras acciones donde le haya tocado actuar.
Correa denunció que en la Gobernación de Guayas manda Luis Monge, actual jefe  político, y uno de los acusados de recibir beneficios para mantener abiertos locales de tragamonedas.
http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/950839/-1/%E2%80%98Quieren_callar_a_Sol%C3%B3rzano%E2%80%99_.html
27 de septiembre 2010. El denunciante del supuesto funcionamiento de una red de corrupción para autorizar la operación de casinos administrados por la empresa Invermun en Guayaquil, Jaime Solórzano, fue acusado ayer por la Fiscalía del delito de ofensas con amagos o injurias a ministros, diputados, magistrados, jueces o gobernadores.
Se abstuvo de acusar a Fabricio Correa, hermano del mandatario Rafael Correa, quien hizo pública esa denuncia ante la Comisión de lo Económico de la Asamblea, cuando leyó la declaración juramentada suscrita por Solórzano, ex ejecutivo de Invermun, y en la que este afirmaba que Invermun dio comisiones a varios funcionarios del Gobierno, entre ellos Vinicio Alvarado, secretario de la Administración, a quien dijo haber entregado personalmente $ 10 mil, a nombre de la empresa. http://www.eluniverso.com/2010/09/28/1/1355/fiscal-acusa-solorzano-ofensas-funcionarios.html
15 de octubre 2009. Vinicio y Fernando Alvarado Espinel presentaron una denuncia ante el Fiscal de Pichincha, en contra del denunciante Solórzano, alegando haber sido víctimas de ‘injuria calumniosa’. Para defenderles estuvo el secretario jurídico de la presidencia de la república, Alexis Mera, quien enviaba sus escritos en papel con el logo de la misma presidencia de la república. Según la denuncia de los hermanos Alvarado, la primera  víctima de la injuria proferida por Solórzano es “El Estado ecuatoriano, pues (…) se ha buscado causar conmoción social e inestabilidad política a través de infundadas acusaciones en contra de funcionarios públi­cos”. A Mera se sumaron como patrocinadores otros seis abogados de la Secretaría Jurídica del Palacio de Carondelet.
19 de octubre 2009. “Solórzano confirmó que durante los tres años que trabajó en cargos gerenciales en Invermun, evidenció como se coimaba a funcionarios públicos para que las salas de azar que maneja la empresa en el país puedan operar sin trabas.
Dijo que personalmente entregó un sobre con dinero a Vinicio Alvarado, Secretario de la Administración Pública”, informó Ecuavisa.
18 de noviembre 2009. Mientras se movían las acciones de defensa de los involucrados  en el supuesto soborno, el denunciante Jaime Solórzano no era atendido en sus peticiones a la fiscalía. Este 18 de noviembre había enviado al fiscal general Washington Pesántez, un escrito solicitando 18 diligencias que no se realizaron, según su abogado defensor Joffre Campaña.
21 de mayo 2010. En la audiencia de formulación de cargos, la defensa de Solórzano insistió en su pedido de varias acciones, entre esas, que se recepten versiones de los relacionados con el caso, el peritaje de la computadora portátil de Solórzano y se investiguen las cuentas corrientes y de ahorro (de los Alvarado había el informe de la Contraloría), transferencias al exterior, consumos de tarjetas de crédito, nivel de vida, etc., de los denunciados. A criterio del abogado Campaña, clave era el peritaje de la computadora de Solórzano donde estaban los correos electrónicos y la investigación de las cuentas bancarias de Invermun, de Félix Rosenberg y Alexander Rosenberg. “Solórzano dice que allí están las pruebas de su denuncia porque se encontrarían los cheques con los cuales se pagaba a las empresas de Vinicio Alvarado”. (Datos de Vanguardia, en nota titulada: Así se cayó el caso Invermun. 6-12 de diciembre 2010).
28 de septiembre 2010. La Fiscalía coincidió con los demandantes Fernando y Vinicio Alvarado, secretario de Comunicación y de la Administración Pública respectivamente, así como con el asambleísta de Alianza PAIS, Juan Carlos Cassinelli, y este día acusó a Jaime Solórzano del ‘delito de injurias y ofensas’. Pero la Fiscalía se abstuvo de acusar a Fabricio Correa, el lector de la denuncia pública.
Argumentos de los abogados: según el abogado Antonio García defensor de los hermanos Alvarado, el escrito de Jaime Solórzano que contiene las supuestas denuncia injuriosas contra sus clientes, es un documento privado que no fue protocolizado, pues el notario al que asistió el denunciantes solo dio fe de la autenticidad de la firma. Joffre Campaña, abogado de Solórzano, en cambio, sostuvo que el delito prescribió.
3 de septiembre 2012. El Universo informaba: “Fabricio Correa, luego de la rueda de prensa que diera, denunciando la presunta intención de la Fiscalía General del Estado de apresarlo en represalia por sus denuncias de corrupción en el Gobierno, publicó en su página web documentación y declaraciones de Jaime Solórzano, exgerente administrativo de Invermun.
Fabricio sostiene, en su página web, que Vinicio Alvarado, secretario de la Administración, armó desde Carondelet las estrategias jurídica y publicitaria para reabrir las salas de juego de Invermun, luego de cinco oportunidades en que fueron cerradas por las autoridades. Y exhibe la versión de Solórzano ante la Fiscalía, presentada el 30 de octubre del 2009, así como copias de supuestos correos electrónicos en los que se probaría que empresas de los hermanos Alvarado trabajaron para Invermun.
Estas pruebas, dice Fabricio, no fueron tomadas en cuenta por la Fiscalía y la semana pasada, Solórzano fue sentenciado a tres meses de prisión por el delito de ofensas a funcionarios públicos”.

EL NEGOCIO DEL HEREDERO

Diario El Universo estaba investigando al chofer de José Alvarado, hijo del secretario nacional de comunicación, Fernando Alvarado, quien aparecía como socio fundador de la empresa Vialmesa que tiene el "monopolio" del transporte de la urea que el gobierno distribuye en el país. Por ética y para precisar datos, el diario envió a José Alvarado un correo electrónico solicitándole una entrevista. El 20 de mayo 2012 respondió al correo: "Estoy copiando este correo a mi padre, porque estoy seguro que ustedes (diario El Universo) tratarán de generar suspicacias, intenciones claramente detectables en sus preguntas".
El Universo hizo público esta “intimidación” y siguió adelante con el tema que se publicó en una serie de varios artículos. En el primero publicado el 29 de mayo 2012 con el título “BNF y UNA contrataron por $ 4,1 millones a vinculados con Vialmesa”, hizo las siguientes revelaciones:
Camilo Jalca Villegas, un manabita de 44 años, vive en la Cooperativa Unidad Nacional, de la populosa ciudadela La Florida, al noroeste de de Guayaquil. Su casa es de tres pisos, pero modesta. Tiene los bloques a la vista y las ventanas solo con rejas.
Jalca es chofer de José Alvarado Echeverría, de 24 años de edad, hijo de Fernando Alvarado, el secretario nacional de comunicación. Resulta incomprensible que viva tan modestamente siendo un empresario que hace negocios millonarios. Según El Universo, Jalca es uno de los tres socios fundadores de Vialmesa S.A., la empresa que ha acaparado todos los contratos de transporte de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) por un valor total de $ 3,3 millones, desde noviembre del 2010 hasta el 16 de mayo del 2012.
De acuerdo con las declaraciones de impuesto a la renta, Jalca Villegas ha trabajado desde el año 2008 en la empresa Edecer S.A., que pertenece a José Francisco y Fernando Andrés Alvarado Echeverría, hijos de Fernando Alvarado y Betty Echeverría Morla, la madre. José Francisco es gerente y representante legal de esta empresa.
Creada en junio de 2008, Edecer se dedica a la publicidad, pero el 1 de diciembre del 2011 matriculó un tráiler Mack del 1988. La Superintendencia de Compañías la declaró en inactividad en febrero pasado.
Reportes de esa compañía al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social señalan que el sueldo mensual de Jalca Villegas fue de $ 278 en enero del 2009 y $ 352 en enero del 2011.
Jalca aparece como el accionista mayoritario en el acta de constitución de Vialmesa, fechada el 15 de marzo del 2010, con $ 272 en acciones. Le siguen Luis Villavicencio Segovia y Carlos Antonio Mendoza Fernández, con $ 264 cada uno. En total $ 800.
Contaban con un informe favorable para la constitución de la empresa, emitido en febrero del 2010 por el entonces director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Ricardo Antón Khairalla.
El 5 de abril de ese mismo año (2010), José Alvarado Echeverría abrió un RUC, cuya actividad es la de “transporte de carga por carretera”. Y cuatro días más tarde, el 9 de abril (2010), Vialmesa obtuvo su registro de constitución en la Superintendencia (de Compañías).
Jalca actuó como secretario de la junta de accionistas de Vialmesa que designó a Villavicencio como el gerente. En agosto del 2010 vendió sus acciones a Villavicencio. Para ese entonces, la empresa ya contaba con un tráiler Kenworth del 2011, valorado en $ 140.000.
Ahora, la compañía tiene un capital de $ 140.000. Y en un año ha acumulado 18 tráileres de primera mano. El valor de esta flota, según las matrículas, asciende a $ 1,9 millones.
En 4 de agosto del 2010, Jalca vendió sus acciones a Villavicencio. Días después, Vialmesa registró su página web. Ese dominio está a nombre de la empresa Engitech, ubicada en el mismo edificio de Arkae, compañía de Humberto Alvarado Espinel, en el centro comercial La Tienda Dos (frente al Albán Borja). No obstante, estas firmas no tienen relación accionaria.
El 18 de octubre del mismo año (2010), Antón otorgó el permiso de operación a Vialmesa (para transporte). Al día siguiente, por un acuerdo (de emergencia) emitido por Ramón Espinel (ministro de agricultura), la UNA abrió su primera subasta inversa en el portal de Compras Públicas. Vialmesa presentó su oferta, fue la única concursante y ganó.
Desde entonces, Vialmesa ha acaparado todas las subastas inversas de la UNA y ha ganado $ 3,3 millones en contratos.
Jalca dio una entrevista a EL UNIVERSO en su casa, la noche del 10 de abril pasado (2012). Cuando se le preguntó sobre la constitución de Vialmesa señaló: “Yo no le puedo decir mayor detalle ni el mínimo. Yo no tengo nada que decir. ¿Qué le voy a decir? Que la empresa se creó así, no sé”.
Luego relató que es el chofer personal de José Alvarado Echeverría, que conoce a la familia Alvarado desde muchos años al igual que a sus ex socios y que Martín Echeverría Morla, cuñado de Fernando Alvarado Espinel, también tiene vínculos con Vialmesa.

Otros vínculos familiares
Este Diario había visitado la mañana de ese mismo día los patios de Vialmesa, ubicados a la altura del km 25 de la av Perimetral de Guayaquil y que alquila a la Cooperativa de Transporte Pesado de Carga “Dídimo Arteaga Vera”.
Ahí estaba Martín Echeverría Morla, arreglando su cabezal Kenworth amarillo, de placas GLE-549, matriculado a nombre de Eculinexpo, una exportadora de madera de la que fue accionista hasta el 2010, pues ahora tiene como socios a dos ciudadanos de la India.
Se le preguntó a Echeverría por su sobrino José Francisco, y como este no se encontraba en los patios, Echeverría lo llamó desde su celular. Mientras esperaba en la línea y consultado acerca de la relación entre José Francisco Alvarado y Vialmesa, Echeverría dijo que este tenía acciones en los camiones de la compañía.
Tras saludar con su sobrino, pasó su celular al periodista de este Diario, quien le explicó que El Universo preparaba un reportaje acerca de los contratos públicos con Vialmesa y quería entrevistarlo.
Alvarado Echeverría negó que él tuviera acciones sobre esos camiones, dijo que su tío tiene un camión en esa empresa y negó la entrevista.
Echeverría Morla indicó entonces que él no podía dar declaraciones pues solo da mantenimiento a los vehículos de Vialmesa y que se debía conversar con el gerente de la compañía, Luis Villavicencio.

Relaciones más profundas
No obstante, las relaciones entre (Martín) Echeverría Morla y Vialmesa son más  profundas.
Su esposa Mercedes Coto Randich trabaja para esta empresa y su hija Alejandra  Echeverría Coto también lo hizo por algunos meses en el 2011. Coto incluso aparece en un aviso de Vialmesa en la revista de la Cámara de Comercio de Guayaquil de agosto del 2011, con una dirección de correo electrónico de esa compañía.
El Universo le envío el pasado 14 de mayo un mail a su correo personal, incluido en una cotización de su esposo para el Programa de Provisión de Alimentos, con miras a mantener una entrevista con ella y con su cónyuge, y su respuesta fue que enviaría una carta al Diario; la misma que llegó al día siguiente.
En esta misiva Coto se pregunta “¿Por qué ciudadanos comunes y corrientes, que estamos  en actividades privadas, en mi caso, con relación de dependencia, tendríamos que darle una entrevista a un medio de comunicación? ¿Para qué? No entiendo”.
Y añade que “sobre el servicio que prestó mi esposo al Banco Nacional de Fomento, creo  que debería dar alguna explicación, solo en caso que hubiera faltado a su contrato”.
En efecto, Echeverría mantuvo contratos de transporte con el BNF, al igual que Mendoza. Lo adjudicado a ambos asciende a $ 3,4 millones.
Asimismo, la UNA contrató varias veces a Mendoza por un total de $ 627 mil. Todo ello ocurrió antes de que se cree Vialmesa.
Carlos Mendoza Fernández (que luego se convirtió en socio de Vialmesa) también participó en subastas del BNF.
Entre mayo del 2009 y mayo del 2012, Vialmesa y personas cercanas a la empresa recibieron $ 7,4 millones en contratos de la UNA y el Banco de Fomento.
El gerente de Vialmesa, Luis Villavicencio, reconoció ayer la participación del hijo de Fernando Alvarado, secretario de Comunicación, en la conformación de esta compañía que ha acaparado todos los contratos para el transporte de úrea desde el 2010, por $ 3,3 millones.
“Él (José Francisco Alvarado Echeverría) prestó servicios bajo contratos que tenemos debidamente legalizados; él estudia Leyes, él nos sugirió cómo conformar la compañía, pedir asesoría a la Price (consultora privada), nos fortaleció en la infraestructura de la compañía”, señaló durante una rueda de prensa en la que además confirmó los vínculos que Vialmesa tiene con otros parientes de Alvarado Espinel.
Vialmesa no solo contrató al hijo de Fernando Alvarado. También le da trabajo a su cuñado, Martín Echeverría, quien se encarga del mantenimiento de los vehículos. En Vialmesa, además, labora Mercedes Coto de Echeverría, concuñada del titular de la Secom.
Según Villavicencio, Jalca prestó su nombre para ponerlo en lugar de Pedro Mendoza, hermano del accionista Carlos Mendoza, quien no podía ser socio porque constaba como deudor en la Central de Riesgos.
El secretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado Espinel, hermano del secretario nacional de Comunicación, minimizó ayer el caso de Vialmesa. “No he visto ninguna denuncia, es un chisme mal planteado, un chisme feísimo”, dijo ayer, en Carondelet. “Los socios, los accionistas (de la empresa Vialmesa) ya han respondido...”, manifestó.
Mientras que en su cuenta de Twitter, Fernando Alvarado escribió: “Saludos, c/día sabemos q nos enfrentamos a perros, algunos rabiosos y sarnosos. Tanto papel para no firmar aunque sea 1denuncia n fiscalía!” (sic).
En la Fiscalía General del Estado indicaron que hasta la tarde de ayer no se abría ninguna indagación por este caso. El lunes pasado, el asambleísta Galo Lara planteó una denuncia por peculado.
La serie de El Universo incluyó los siguientes artículos:
http://www.eluniverso.com/2012/05/28/1/1355/vialmesa-monopoliza-transporte-estatal-urea-pais.html  (Vialmesa monopoliza el transporte estatal de úrea en el país. 27 mayo 2012).
http://www.eluniverso.com/2012/05/28/1/1355/dio-contratos-directos-un-socio-vialmesa-2009.html.  (La UNA dio contratos directos a un socio de Vialmesa en el 2009. 27 mayo 2012).
28 mayo 2012).
http://www.eluniverso.com/2012/05/29/1/1355/bnf-tomo-49-dias-respondio-pedido-acceso-informacion.html  (BNF se tomó 49 días y no respondió a pedido de acceso a la información. 28 mayo 2012).